Memorial Luis de Trelles y Vigilia Nacional
Zamora, 16/04/2016

La Fundación de D. Luis de Trelles todos los años organiza y programa unos actos para rendir homenaje a nuestro fundador, entre ellos el Memorial Luis de Trelles en la Catedral de Zamora, donde resposan sus restos mortales. Este año, al cumplirse 125 años de su partida al Padre, ha querido hacerlo de una forma más especial y por este motivo el Consejo Nacional de la Adoración Nocturna programó la celebración de  una Vigilia Nacional en la S.I. Catedral zamorana.

Estos dos actos daban comienzo a las 18:00, donde estabamos citados todos los asistentes para la inscripción de banderas; una vez acabado este preámbulo, a las 19:15, dio comienzo la celebración del Memorial Luis de Trelles, con la procesión de banderas hasta el lugar del enterramiento del fundador, donde se  inició la Ofrenda Floral con las palabras de aliento y ánimo del Presidente de la Fundación D. Antonio Troncoso, para orar, pues los tiempos en los que estamos no son muy diferentes a los que vivió D. Luis. Seguidamente, la Presidente del Consejo Diocesano de Las Palmas de Gran Canaria, Dª. Rafaela Guillén Quintana, pidió la intercesión del Venerable para que la Adoración Nocturna, su obra,  florezca y los adoradores  sean fieles testigos de Jesús Eucaristía.

Acto seguido, y después de  la colocación de los ramos de flores ante la tumba de nuestro querido fundador, se oró la oración para la  Beatificación de D. Luis.

Acabada la Ofrenda Floral, la procesión se dirigió hasta el altar mayor para continuar con la celebración e iniciar la Vigilia Nacional con el rezo de Vísperas y  la Eucaristía, que estuvo presidida por el Sr. Obispo de Zamora, D. Gregorio Martínez Sacristán. En su homilía, hizo alguna referencia a D. Luis; también ensalzó la figura del Venerable y animó a los adoradores a seguir el ejemplo de su fundador para difundir el amor al Santísimo Sacramento.

Terminada la Santa Misa, continuó la Vigilia, con el rezo del Oficio de Lecturas, siguiendo la separata que magnificamente se había elaborado y de la cabe resaltar la segunda lectura, tomada de La Lámpara del Santuario.

Después de los rezos, todos los asistentes a la vigilia fuimos desfilando ordenadamente y según lo organizado, para tomar parte en  la Solemne Procesión Eucarística por la plaza de la Catedral, entrando de nuevo en el templo. Las banderas se colocaron en el ante-coro todas en fila y delante del altar mayor para rendir ante la Bendición Eucarística, dando por finalizada la Vigilia.
En cuanto a los datos de la Vigilia, se inscribieron más de 45 banderas y unos 350 adoradores acompañates de las secciones inscritas, si bien el número de asientos preparados, en bancos y sillas colocadas para los aistentes era de 680, y fueron ocupados todos salvo alguno en la bancada de autoridades.
Nuestro agradeciemiento a los organizadores y colaboradores.

Álbum fotográfico

 

 

Página principal