Tfno: 914465726;   fax: 915932445        email: consejo@adoracion-nocturna.org         Estamos: C/ Carranza, 3 – 2º Dcha. 28004 Madrid

Adoración Nocturna Española

 

Adorado sea el Santísimo Sacramento   

 Ave María Purísima  

 

 

Reunión Preparatoria o Junta de Turno de laVigilia
( Manual de la Adoración Nocturna Española)

(Pág. XXXI ó XXIII)

Sugerencias para su desarrollo

    Los adoradores pertenecientes al mismo Turno se reunirán la noche que las corresponda a la hora conveniente en el lugar señalada(sala de guardia) para realizar la Vigilia.
    Todos se pondrán el distintivo que les corresponda (de adorador, de veterano o de veterano constante) recitando cada uno en particular y en silencio la siguiente oración:

   Señor, tu yugo es llevadero y tu carga ligera, dame tu gracia para llevarla dignamente.

.

ORACIÓN PREPARATORIA

(INVOCACIÓN AL ESPÍRITU SANTO)

    Puestos en pie, el Director Espiritual del Turno o, en su defecto, el Jefe del mismo, iniciala Junta diciendo:

V.

Adorado sea el Santísimo Sacramento.

Todos:

Sea por siempre bendito y alabado.

V.

Ave María Purísima.

Todos:

Sin pecado concebida.

V.

Ven, Espíritu Santo.

Todos:

Llena los corazones de tu fieles y enciende en ellos el fuego de tu amor.

V.:

Envía tu Espíritu y serán creados.

Todos:

Y renovarás la faz de la tierra.

V.

Oremos: Oh Dios, que has ilustrado los corazones de tu fieles con la luz del Espíritu Santo: haz que, guiados por el mismo Espíritu, sintamos rectamente y gocemos siempre de su consuelo. Por Jesucristo nuestro Señor.

Todos:

Amén.

TEMA DE REFLEXIÓN

     El Director Espiritual del Turno o, en su defecto, el Jefe del mismo o un delegado de ambos:, expone o lee un tema dostrinal, que previamente habrán propuesto los Consejos Nacional, Diocesano o Local, que será objeto de reflexión por parte de todos los asistentes y que se procurará así mismo convertir en tema de oración co munitaria o personal en cada hora de vela.
    Estimen todos como es debido y traten de aprovechar al máximo estos minutos de reflexión antes de la Vigilia. Con ello reavivarán su conocimiento sobre la teología eucarística y se irán formando en una espiritualidad de adoradores con exigencia de proyección real a la vida de cada día y con la inelidible dimensión evangelizadora que de la Eucaristía dimana.
    El provechi de todos será mayor si a la exposición sigue un coloquio.
    La reunión de Turno no debería sobrepasar la media hora.

ORDENACIÓN DE LA VIGILIA

   Acto seguido el Secretario llamará por su nombre a los adoradores del Turno, con el fin de hacer relación de los asistentes, de entre los cuales se designará a los que han de ejercer los diversos oficios de la Vigilia.
   Si es posible, se designarán : Crucifero, dos ceroferarios, un acólito, turiferario, lector,salmista, monitor y abanderado. También se indicará quienes han de velar en cada turno de vela.
    Los responsables de Turno procurarán que durante la Vigilia se rece conjuntamente el Santo Rosario, según es laudable costumbre en la Adoración Nocturna y continuamente recomiendan los Sumos Pontífices.

PROCESIÓN HACIA LA CAPILLA DE LA VIGILIA

    Los adoradores irán procesionalmente desde el lugar donde se haya tenido la Junta de Turno hasta la capilla donde se haya de celebar la Vigilia.
   1º Turiferiario.
   2º Crucifero, en medio de dos ceroferarios.
   3º Abanderado en medio de los adoradores que formarán dos filas.
   4º Ministro que preside, revestido con los ornamentos correspondientes; puede ir acompañado de dos acólitos
    Durante la procesión se cantará algún canto apropiado que, si se va a comenzar con la celebración de la SAnta Misa, será cántico de entrada.
    Llegados al altar, harán de dos en dos genuflexión sencilla y se dirigirán a sus sitios.
    La bandera se colocará en la peana de donde solo semoverá para ser rendida a la Elevación e incensación del Santísimo, y para presidir la retirada a la Sala de Guardia al final de la Vigilia.

PROCESIÓN DE BANDERAS

Cantemos al Amor de los amores,
cantemos al Señor.
¡Dios está aquí! Venid, adoradores;
adoremos a Cristo Redentor.

¡Gloria a Cristo Jesús! Cielos y tierra,
bendecid al Señor.
¡Honor y gloria a ti, Rey de la gloria;
amor por siempre a ti, Dios del amor!

.

La Vigilia de la Adoración Nocturna es esencialmente una Vigilia de oración y adoración centrada en la Eucaristía, en nombre de toda la Iglesia. Nunca podrán faltar en nuestras vigilias: la oración personal y la oración litúrgica comunitaria que nos vincula a la Iglesia. 

La Liturgia de las Horas es la oración que la Iglesia, en unión con Jesucristo, su Cabeza, y por medio de Él, ofrece a Dios. Se llama de las horas porque se efectúa en los principales momentos de cada día, que así es santificado junto con la actividad de los hombres (Laudes al comenzar el día; Vísperas al caer la tarde, Completas al acostarse...).

El Oficio de Lectura, desde los primeros siglos de la Iglesia, era la oración nocturna de los monjes mientras los hombres descansan; la alabanza y la oración del Señor no debe interrumpirse ni durante la noche.